Síndrome de Davret

July 26, 2019

Existen millones de procesos biológicos, aun así a pesar del avance de la ciencia algunos generan desconcierto debido a los misterios que les envuelve, la epilepsia y otras enfermedades neuronales son algunos padecimientos de las que no tenemos total certeza sobre cómo tratar. La epilepsia puede afectar a cualquier persona, y siempre va  a ocasionar que las personas que la padecen o sus familiares cercanos se pregunten si tiene cura. Antes de responder a esta pregunta debemos indagar sobre el origen de esta enfermedad y en que consiste el mecanismo que desata las convulsiones.

 

En electrofisiología se estudia el comportamiento neuronal y su estado eléctrico, incluso se puede transmitir el voltaje de las neuronas en audio para poder investigar y conocer su fase mediante un electrodo. Gracias a estos estudios conocemos que hay dos tipos de neuronas, las excitatorias y las inhibitorias, todas estas neuronas producen potenciales realmente rápidos llamados potenciales de acción, que son pequeños destellos eléctricos que causan la producción del químico llamado neurotransmisor; así que cuando se tiene una neurona excitatoria que produce un destello  o una acción potencial este causa la salida del neurotransmisor que excita partes especificas del cerebro. Las neuronas inhibitorias también producen estos rápidos cambios eléctricos y ellos producen los neurotransmisores inhibitorios que ahogan la actividad del cerebro.

 

Estos constantes cambios, subidas y bajadas en el cerebro codifican la percepción de nuestras emociones y memorias, así como nuestras funciones motoras debido la interacción de las redes entre las neuronas inhibitorias y excitatorias. Pero por supuesto no todo en el cerebro es normal y desafortunadamente algunos cerebros tienen desórdenes neurológicos y estos son aquellos en los que las oscilaciones no están sincronizadas.

 

En este mismo orden de ideas, dentro de los desórdenes neurológicos se encuentra la epilepsia que es una disfunción de los ritmos del cerebro, es decir, se trata de actividad neuronal anormal, y al estudiar esto llegamos a conocer concretamente el síndrome de la epilepsia. Durante una convulsión las oscilaciones de las neuronas pierden sincronización, dejan de aparecer normalmente y comienzan a “gritar” por ejemplificarlo de esa manera, tienen una constante y fuerte transmisión lo cual las agota y puede causar muerte neuronal, las células son secuestradas por esta patología y por lo tanto comienzan a interpretar las reacciones equivocadas.

 

Al investigar el comportamiento neuronal se descubrió que las neuronas que pueden producir este tipo de desorden no son las neuronas excitatorias si no las neuronas inhibitorias, que en una condición anormal producen una cantidad grande y constante de destellos, y al cabo de un tiempo dejarán de producirlos por agotamiento y desgaste de la misma neurona. Dicho de otra forma, cuando las células excitatorias producen una enorme cantidad de actividad, ello se esparce por el cerebro y causa la convulsión, produciendo daños al cerebro.

 

Actualmente se conocen alrededor de 40 tipos de epilepsia, entre ellos se encuentra el síndrome de Davret, que es una forma de epilepsia, le ocurre generalmente a los niños a partir de un año de edad, el desarrollo intelectual comienza a deteriorarse alrededor de los 2 años, y las personas afectadas a menudo tienen una falta de coordinación, un desarrollo deficiente del lenguaje, hiperactividad y dificultad para relacionarse con los demás. Es desastrosa porque los niños afectados pueden tener más de cien convulsiones a la semana de forma incontrolable, no se pueden tratar en muchos casos, no les permite crecer de forma apropiada ya que la enorme cantidad de convulsiones no deja a sus cerebros procesar otra actividad. Es catastrófica puesto que alrededor del 20% de estos niños mueren.

 

 

Lo que puede resultar una sorpresa es que estos niños en conjunto con otros muchos que padecen de autismo, asperger, cáncer, están usando extractos de cannabis para controlar sus condiciones y mejorar sus vidas, lo cual causa emociones y reacciones diferentes en las personas, pero la realidad es que se pueden apreciar múltiples efectos medicinales del cannabis de acuerdo a diferentes publicaciones médicas y científicas.

 

Hay medicinas sintéticas que tienen componentes del cannabis y recientemente se ha observado un crecimiento en el uso de estos extractos, y mucho más importante, en la segunda mitad del siglo veinte se descubrió el sistema endocannabinoide, el cual consiste en químicos llamados endocannabinoides que son producidos naturalmente y tienen dos tipos de receptores, CB1 y CB2 los cuales están distribuidos en nuestro cuerpo. Los receptores endocannabinoides 1 dominan la zona del cerebro y causan el efecto psicoactivo y los receptores endocannabinoides 2 están distribuidos mayormente en la periferia y ayudan al sistema inmune.

 

La preocupación para muchos en este caso es el hecho de que los niños con el síndrome de Davret controlen sus convulsiones con cannabis ya que se demostró que este contiene cannabinoides y terpenos que tienen propiedades medicinales, sin embargo se estaba aconsejando medicar a los niños solo con extractos de CBD por la estigmatización que se tiene sobre el THC a pesar de que se conoce que puede tener mejores resultados si se consume la planta completa.

 

 

Para entender este concepto un poco mejor se puede decir que el THC se ha confirmado como un anticonvulsivo excepto en un 10% de los casos, tiene otros beneficios farmacológicos que han sido documentados, y el THC está enlazado con el receptor CB1 en el cerebro causando el efecto psicoactivo. Por otro lado el cannabidiol es el segundo cannabinoide más prevalente en la planta que tiene muchos beneficios medicinales sin embargo no está enlazado al receptor CB1.

 

Podemos ayudar a estos niños con esta planta, podemos entenderla mejor y podemos mejorar sus vidas. Con esto invitamos a todos los lectores a profundizar sus conocimientos sobre estas enfermedades, situarse en una posición comprehensiva de los niños afectados y de sus familiares. Es momento para detener la estigmatización y comenzar a visionar formas alternativas para disminuir desórdenes neurológicos y tratarlos.

 

 

Si desea ampliar información sobre este y otros usos del cannabis, lo invitamos a leer nuestro próximo blog, igualmente  lo invitamos a participar en nuestros seminarios donde podrá ampliar sus conocimientos en esta materia. Para más información visite nuestra página web www.pharmacologyunvieristy.com o escribanos a info@pharmacologyuniversity.com

 

Share on Facebook
Share on Twitter